Cuando la Oración es vida se vuelve Testimonio


Cuando oramos, nuestro corazón se llena de paz y alegría, porque la oración se hace vida en nosotros. Dios se hace presente y en nuestro corazón le sentimos como a un Amigo. Hablamos con Él como con alguien que conocemos; de tal manera que nace en nosotros una necesidad de testimoniar, porque Jesús está en nuestro corazón y se encuentra muy unido a nosotros. 




Febrero 04 del 2018

3 comentarios :

FLOR DEL SILENCIO dijo...

Es una gran verdad, la oración nos hace ser otros pequeños Cristo vivos en medio del mundo. La oración cotidiana añade algo nuevo a la vida. Un fuerte abrazo muy unidas en oración.

Marian dijo...

Si, María hermana, la oración, nos lleva al apostolado,
el Amor que sentimos, los sentimientos, necesitamos
comunicarlos, nos urge las almas, dar testimonio, esto es,
que todos conozcan a nuestro Rey con el que compartimos
nuestra vida, nuestro amor.¡Gracias María!

¡Feliz y bendecido día del Señor!

Un fuerte abrazo.

Rosa dijo...

Así es, María, la oración nos lleva al testimonio.
La oración del Rosario, por ejemplo, la descubrí en el blog, gracias al testimonio de blogs amigos.
Es muy importante para mí.
Gracias por dejarnos textos de tan hondo calado.
Estoy escuchando poco a poco lo que me dejaste de santa Teresa, muchas gracias, es muy bueno. Santa Teresa tiene mucho significado en mi vida, leer su "Libro de la vida" fue todo un descubrimiento en una época de búsqueda.
El Señor siempre nos guía, la oración es el respiro del alma.

Muchos besos, María.
Feliz día del Señor.