Confía en mi Amor


Estoy aquí - realmente presente - a tu disposición a cualquier hora del día o de la noche. Te espero. Quiero escuchar las preocupaciones que llevas como una carga pesada. Entrégalas todas a Mí. Confía en Mí y yo actuaré. Ya te he dicho esto antes: para mí nada es insignificante. Ningún detalle de tu vida es demasiado pequeño y ningún pecado tuyo, demasiado vergonzoso para ser traído a Mí, y ser abandonado a Mis pies. Incluso mis santos actuaron así. Ellos estaban seguros de que al confiar cualquier dificultad a Mi Corazón, encontrarían allí la mejor solución posible. Dime que confías en mi amor misericordioso, dejando ir las cosas que te pesan y te oprimen. Yo soy el Señor de todas las cosas en el cielo y en la tierra, y para Mí nada es imposible.






In Sinu Jesu- Diario de un Sacerdote en la oración 
Enero 22 del 2018

5 comentarios :

Roselia Bezerra dijo...

Ola, querida Maria!
Que lindo !
Foi pra mim está postagem... preciso abandonar-me totalmente no meu Deus Amado.
Seja muito feliz e abençoada!
Bjm de paz e bem

Marian dijo...

¡Hermoso compartir María!

Un total abandono confiado en nuestro Señor.

Me parece como si fuera una oración de María Magdalena,
mujer valiente, enamorada, fiel, se entregó a Jesucristo
como nadie, hasta el calvario, arrepentida de su vida pasada.
Por eso tuvo el honor de ser la primera en ver al Señor después de la resurrección.

¡Gracias hermana! Un fuerte abrazo. Dios te bendiga.!!

María dijo...

Yo también lo he sentido así Marian; como una oración de María Magdalena, que en varios sentidos todas somos Marias Magdalenas...

Gracias a ti por tus siempre tan valiosos comentarios, querida amiga.

Un fuerte abrazo Marian

dijo...

María.te dejé aquí mi comentario cuando escribiste la entrada y vine a leerte y no lo salió publicado.Tal vez hubo algún error.
Besucos

María dijo...

Gó, lo siento mucho, quizás fue porque intente redireccionar los comentarios hacia otro correo electrónico, el cual decidí eliminar. En el pasado, me sucedió algo semejante con dos personas también, y nunca los recupere.

Te pido una disculpa. Gracias por tu linda presencia.