"¿Quién me separará del amor de Cristo?"



"Tengo una morada secreta, un santuario cerrado para el mundo y ocupado por Dios solamente, donde siempre puedo decir ¡Oh Dios mío, yo te pertenezco! Ni las aflicciones, ni las tempestades, ni el clamor del mundo, pueden arrancarme de esta morada secreta; de este Santuario oculto donde siempre puedo conversar con Dios, en una misteriosa amistad que es el principio del cielo."

(The Living Pyx of Jesus, Pelligrini, 1941)























¿Quién nos separará del amor de Cristo? (...) Estoy convencido de que nada podrá separarnos del amor de Dios: ni la muerte, ni la vida, ni los ángeles, ni los poderes y fuerzas espirituales, ni lo presente, ni lo futuro, ni lo más alto, ni lo más profundo, ni ninguna otra de las cosas creadas por Dios. ¡Nada podrá separarnos del amor que Dios nos ha mostrado en Cristo Jesús nuestro Señor!





(Romanos 8: 35-39)
14 de Febrero del 2017 - 9:pm