Velar es perseverar por Amor


Nuestra vida en esta tierra, debe transcurrir buscando hacer de  nuestra relación con Dios algo real, palpable y apasionado. Debemos hacer que nuestra fe se convierta en la consumación personal, que tendrá lugar un día entre nuestra alma y Cristo. Manteniendo nuestra fe con una oración persistente y reafirmada en una vida obediente a la gracia. Pero sobre todo, debemos amar a Dios, y amarle apasionadamente.


 «¡Que llega el esposo, salid a recibirlo!»



Noviembre del 2017







3 comentarios :

Marian dijo...

Señor, quiero permaneced despierta, vigilante,en vela,
esperándote siempre, con mi amor encendido, dispuesta,
disponible para Tu llegada.¡Que dicha encontrarte!

¡Feliz día del Señor María!

Un fuerte abrazo.

Roselia Bezerra dijo...

Olá, querida Maria!
Este seu blog é Inspiração Divinal! Lindo demais!
Seja muito feliz e abençoada!
Bjm de paz e bem
https://espiritual-marazul.blogspot.com.br/

FLOR DEL SILENCIO dijo...

Deseando te buscaré, buscando te desearé, deseándote te hallaré y hallándote te amaré." Gracias, un fuerte abrazo y unidas en oración.