Tú mi Divina recompensa


No hay en el mundo una clase de vida más dulce y deliciosa que la de una conversación continua con Dios; solo aquellos quienes lo practican y lo experimentan, podrán comprender. 





Brother Lawrence
Octubre 25 del 2017

3 comentarios :

cristina dijo...

María un gran gozo en tu vida con esa conversación continua con Dios. Un bello motivo a imitar para compartir tanta belleza divina
Un gran abrazo

Marian dijo...

Nada tan dulce, tan transforman te,lo único necesario y verdadero,
la conversación continua con Dios...Dios la concede al alma fiel...

¡Bendito sea nuestro Señor.!

¡Gracias María! Un fuerte abrazo.

Rosa Tequendama dijo...


Hermoso mensaje, gracias.
Rosa