Descubrir el Reino en lo pequeño


El Reino de los cielos, hasta que no vuelva el Señor a este mundo, no es como nosotros querríamos. Y tenemos que aprender a tener paciencia y a no desesperar por la cizaña. Porque el Reino de los cielos crece en lo pequeño, en lo oculto. Triunfa en su aparente debilidad. En las cosas que no se notan. Y en las obras secretas que obra en los corazones de aquellos que vigilan por el. Aprendamos a descubrir el Reino de los cielos en las obras escondidas de Dios; en esas obras que aún dentro de lo que parece desesperanza, crece misteriosa y silenciosamente.






(Julio 23 del 2017)

2 comentarios :

Felicitas dijo...

Esta sabiduría no te la ha dado el espíritu del mundo que no comprende nada de todo esto. Es Él, el Maestro que comparte sus tesoros con los pequeños, revela el Reino a los sencillos, mansos y humildes, en el silencio, en el gozo incomparable de una maravillosa complicidad con el Altísimo. Y como sabe susurrar amores en el oído del alma...
Un abrazo, querida María

FLOR DEL SILENCIO dijo...

El reino de Dios es Dios mismo que se hace presente en medio de nosotros y reina por medio de nosotros , gracias, un abrazo, Dios sea con usted.