"Tu Palabra Señor es una luz sobre mi camino"


Tengamos siempre nuestra Biblia abierta y visible para estimularnos a la lectura y a la meditación.

Mantengamos la Palabra de Dios en nuestros pensamientos para que se grabe en nuestro corazón. Y manteniéndose viva durante todo el día, sobre todo en nuestras pruebas, tendremos más fuerza cuando nos llegue la noche.




(1 de Julio del 20017)






5 comentarios :

FLOR DEL SILENCIO dijo...

Ante todo gracias, por su vida de contemplación, doy gracias a Dios por usted, por su sencillez y sus palabras que realmente ayuda gracias, por su escrito en mi blog, gracias por ser una mujer de Dios, y gracias, por existir.Mantengamos la Palabra de Dios en nuestros pensamientos para que se grabe en nuestro corazón. Muchas, gracias.

María dijo...

Muchas gracias también a usted hermana. Hoy más que nunca hace falta personas que vivan una vida contemplativa. Es necesario mostrarle al mundo una visión diferente del mismo. Es necesario mostrarles que existe otra vida. La única y necesaria. La vida eterna, la vida del cielo. Y eso lo digo más por usted. A mi también me anima mucho sus palabras y su blog. Dios le procure siempre las gracias necesarias para mantenerse firme, y a mi no me abandone. Gracias.

Felicitas dijo...

¡qué hermoso es el amor fraterno que se desliza de vuestras palabras, María, tú y Flor del silencio!
La Palabra de Dios está viva realmente y nos vivifica con su poder divino.Leerla y meditarla nos transforma según Él quiere. ¡Qué dicha!
Dejémonos hacer.
Un abrazo fraterno

Marian dijo...

Mantengamos la Palabra, en nuestra mente, en nuestro corazón, que es Dios mismo hecho PALABRA...

¡Hermoso María.!

Un abrazo grande.

María dijo...

Gracias querida Felicitas. Y tú también eres inspiradora de un gran amor fraterno. Gracias también a ti por estar siempre presente, y gracias también por tu blog, que es una gran ayuda en mi vida espiritual. Un gran abrazo.


Sí, querida amiga Marian, así es. La Palabra se ha hecho carne y a puesto su morada entre nosotros. Gracias. Un gran abrazo.