Padre nuestro del cielo, santificado sea tu nombre...


Para orar bien lo más importante es nuestro corazón. Lo más importante es que en nuestro corazón haya un amor verdadero. Hacia Dios, y hacia nuestros hermanos. Especialmente a los que tenemos más cerca. 



(22 de Junio del 2017)



No hay comentarios. :