“María brilla como modelo de virtud ante todos los elegidos”.


No me gusta María, cómo te pintan: 
vestida de seda, encajes y perlas.
Tú no eres así, tú no eres así. 
No me gusta, María, esa tu casa; 
tapices, alfombras y un reclinatorio.
Tú no eres así, tú no eres así. 

Tú eres pobre, tu casa era pobre, 
pobre la aldea y pobre era José, 
pobre tu hijo, Dios carpintero,
todo era pobre en Nazaret.
No me gusta, María, cómo te pintan:
así, de rodillas, y juntas las manos. 
Tú no eres así, tú no eres así. 

No me gusta, María, verte tan sola, 
cerrados los ojos y el rostro pintado. 
Tú no eres así, tú no eres así.
Tú eres pobre, tu casa era pobre,
pobre la aldea y pobre era José,
pobre tu hijo, Dios carpintero,
todo era pobre en Nazaret.

 No me gusta, María, cómo te pintan:
vestida de dama del renacimiento. 
Tú no eres así, tú no eres así.
Tú eres pobre, tu casa era pobre,
pobre la aldea y pobre era José,
pobre tu hijo, Dios carpintero,
todo era pobre en Nazaret.


(Santa Teresita del Niño Jesús) 
5 de Mayo del 2017

3 comentarios :

Rosa Tequendama dijo...


A veces por querer verla tan hermosa le quitamos realidad y la hacemos según nuestro gusto y no como era ella; una humilde mujer.

Rosa

María dijo...

Sí, así!Gracias por tu visita Rosa. Dios te bendiga.

Marian dijo...

¡Precioso María ! A mi tampoco me gusta.!!

Un abrazo inmenso.!