Tiempo de Silencio†


Señor, estoy aquí esperando tu misericordia...

Me voy contigo.

Llévame a la casa del Padre.




(Me retiro hasta la Pascua)
¡Santo peregrinar!






"La Cruz es la esencia y el camino de la verdadera gloria"


"Para seguir el camino de la Cruz, no es suficiente ser pequeños,
hay que hacerse más pequeños que los demás."


"El que quiera ser grande entre vosotros, que sea vuestro servidor."

(Mateo 20,17-28)




Miércoles 15 de Marzo del 2017
cuaresma- 8:08 pm






"Tu rostro buscaré, Señor, no me escondas tu rostro."


Dame Señor, el deseo y la gracia sobrenatural de querer ver tu rostro. Que no tema subir al monte de los sacrificios y purificación. Que pierda el temor para abrazar mi cruz en mi pasión, camino seguro para contemplar tu rostro. Envuelveme en la nube de tu amor y hazme dócil a tu voz, para saber escucharte en cada momento. Señor mío y Dios mío, transfórmame en tu gloriosa imagen. Amén.



¡Oh, dulce Jesús! ¡Ardo en deseos de contemplar la Gloria de tu rostro!

    






(Velo Santo Manoppello, Italia)
Segundo Domingo de cuaresma, 12 de Marzo del 2017

*Jesucristo, el mayor Signo del amor del Padre*


En ocasiones nos suele pasar, que pedimos signos a Dios. A veces no sabemos que hacer, no sabemos que quiere Dios de nosotros. Otras veces, dudamos y nos creemos con el derecho de obtener dicho signo. Y así, rebajamos el poder de Dios a menos que un simple mago de feria...

¿Quieres saber qué quiere Dios de ti? ¿Quieres saber qué debes hacer? Sólo tienes que mirar a Cristo en su Pasión, en la cruz. ¡Míralo! En él se encuentra todo aquello que Dios quiere de ti. ¡Míralo! En él aprenderás todo aquello que necesitas para ser felíz...

Observar en sus Evangelios su trato con aquel leproso. Con el ciego de nacimiento, con aquella mujer adultera. Observa con cuanta ternura entabla conversación con la Samaritana y le pide de beber. Contemplarlo, nos llevará a aprender de él, a ser humildes, mansos y obedientes. Considerar su bondad y su misericordia y hallaremos en Él, el amor que emana de su divinidad por ser el Hijo de Dios. ¡Por ser EL CRISTO, quién vino al mundo para ser el mayor signo de amor del Padre!.

No pidamos signos a Dios. Más bien pidamos la gracia de ver en Cristo el signo sobre todo signo. Hasta consumar un día y sublimar nuestro amor recíproco, de la misma manera como lo hizo Él en el calvario. 





Marzo 8 del 2017

¡Ay, quién podrá sanarme!


"Cayendo el alma en la cuenta de lo que está obligada a hacer, viendo que la vida es breve, la senda de la vida eterna estrecha; que el justo apenas se salva, que las cosas del mundo son vanas y engañosas, que todo se acaba y falta, como el agua que corre;...tocada ella de dolor y pavor interior de corazón sobre tanta perdición y peligro, renunciando todas las cosas, dando de mano a todo negocio, sin dilatar un día ni una hora, con ansia y gemido salido del corazón, herida ya del amor de Dios, comienza a invocar a su Amado, y dice: "Adónde te escondiste... Salí tras Ti clamando y eras ido..."

(Cántico Espiritual, San Juan de la Cruz)


Porque ya que la muerte entró por un hombre, también por un hombre vino la resurrección de los muertos. Porque así como en Adán todos mueren, también en Cristo todos serán vivificados.



(1 corintios 15: 21,22)



Lunes, 6 de Marzo del 2017