"¿Quién me separará del amor de Cristo?"



"Tengo una morada secreta, un santuario cerrado para el mundo y ocupado por Dios solamente, donde siempre puedo decir ¡Oh Dios mío, yo te pertenezco! Ni las aflicciones, ni las tempestades, ni el clamor del mundo, pueden arrancarme de esta morada secreta; de este Santuario oculto donde siempre puedo conversar con Dios, en una misteriosa amistad que es el principio del cielo."

(The Living Pyx of Jesus, Pelligrini, 1941)













¿Quién nos separará del amor de Cristo? (...) Estoy convencido de que nada podrá separarnos del amor de Dios: ni la muerte, ni la vida, ni los ángeles, ni los poderes y fuerzas espirituales, ni lo presente, ni lo futuro, ni lo más alto, ni lo más profundo, ni ninguna otra de las cosas creadas por Dios. ¡Nada podrá separarnos del amor que Dios nos ha mostrado en Cristo Jesús nuestro Señor!





(Romanos 8: 35-39)
14 de Febrero del 2017 - 9:pm

          

7 comentarios :

Felicitas dijo...

me gusta mucho el primer escrito. Me resulta bonito pensar en que tengo un rinconcito, al que nadie más tiene acceso, nadie salvo Jesús el Señor. Y allí juntos, hablamos, le pregunto, me enseña tantas cosas buenas, me corrige con amor, me sana y ilumina el camino. El principio del cielo, ciertamente.

Precioso, María, gracias.
Un abrazo.

Maria dijo...

Querida Felicitas, gracias por tu valioso comentario. He aprendido tanto de ti!

¿Sabes? el pasaje de romanos abajo, lo añadí porque al meditar el de arriba, senti eran una conjugación. Cuando lo lei, me recordó lo que escribio San Pablo. Especialmente, en situaciones de persecución, sufrimiento...cuando se encontraba en la cárcel, en la "celda." Después vengo a leer algo que Sta. Isabel de la Trinidad le escribio a una de sus tias cuando estaba en el carmelo. Y de pronto leo que Isabel de la Trinidad, utiliza este mismo pasaje de San Pablo, para conjugar lo mismo. ¡Los escritos son casi exactos! Incluso, ella usa también la palabra "celda."(Por supuesto en sentido literal) Y bueno, que al orar con este post yo siento en mi corazón, es la Divina Providencia....

Un fuerte abrazo querida hermana! ♥

Roselia Bezerra dijo...

Boa Tarde, querida!
Nosso santuário interior é onde nos recolhemos conosco mesmo e com Deus para sairmos à luta do cotidiano com êxito!
Lindo post e suave, como aprecio!
Bjm muito fraterno

ven dijo...

Gracias , es hermoso, de verdad llega a lo profundo,Tener una confianza absoluta, incondicional e inquebrantable en Dios, nuestro amoroso Padre, aun cuando parezca que todo ha fracasado. Gracias, un fuerte brazo fraterno y unidas en oración.

Maria dijo...

Caro Roselia, obrigado pelo seu comentário. Obrigado pela sua bondade.

Deus te abençoe!


Gracias querida hermana ven. Nuestro Señor nos conceda el abandono total.

Un abrazo en Cristo.

ven dijo...

Quien se ha abandonado, ha de creer que se halla en las manos del Padre; eso le basta. Un fuerte abrazo fraterno, que Dios te bendiga siempre y muchas, gracias.

Felicitas dijo...

es cierto, María, esa fuerte convicción de San Pablo y de Santa Isabel de la santísima Trinidad son asidero seguro para nosotros también, camino, luz, alivio del alma en ocasiones atribulada.
Un cariñoso abrazo.