Lectio es ser un encuentro con la Persona de Cristo...


Ayer tuve un toque de "lectio" sin una Biblia delante de mí. Habiendo pasado una buena cantidad de tiempo, con la Escritura a través de los años, tengo el privilegio de tener ahora algunos capítulos clave gravados en la memoria. La memorización es algo que me complace tener en mi "caja de herramientas de oración" cuando me encuentro con el tiempo para orar, pero sin acceso a una Biblia. Fue un intercambio sencillo, una conversación entre mi Señor y yo... pero la lectio no tiene que ser complicada. Las interacciones del día a día entre seres queridos generalmente no son complicadas tampoco; a veces es maravilloso simplemente disfrutar de la presencia del otro.





(Hermano Lawrence) †
12 de Enero del 2017

      
                       
                                                                                                                                                                               

4 comentarios :

ven dijo...

Gracias, hermosa reflexión, es verdad ES EL ENCUTRO CON LA PALABRA VIVA, es el momento donde nos hacemos palabra de Dios, y ÉL palabra en nosotros, para que toda nuestra vida sea una palabra de Dios para los demás, gracias,La Palabra de Dios es la luz verdadera que necesita el hombre”, un fuerte abrazo fraterno.

Felicitas dijo...

precioso, María. Qué bello es el discurrir de los pequeños, los sencillos de corazón que tienen accesso junto al Rey de reyes. Hágamonos pequeñitas, como Santa Teresita del Niño Jesús. Mejor dicho: enséñanos, Mamá María a ser humildes como tú. Un abrazo, querida María.

Maria dijo...

Gracias a ti Felicitas. Y sí! Hágamonos pequeños, muy pequeños, hasta perseguir el único propósito que se busca en la (Lectio) el de estar con Dios, amarlo, acompañarlo. Que la PALABRA transforme nuestras vidas, hasta algun día con la ayuda de Dios, digamos como María: Hágase en mí según tu palabra.

Unidas en oración querida hermana.

Maria dijo...

Gracias a usted Hermana! Que nuestro Señor nos ayude con su gracia, y por supuesto con nuestra perseverancia. La Palabra de Dios lo es todo, estoy de acuerdo con usted.

Unidas en oración querida Hermana.