María modelo de Adviento...


"Santa María del Adviento, modelo de vigilancia, preparación y acogida del Señor."

"Es necesario entender que toda nuestra vida debe ser un adviento", una espera vigilante de la venida final de Cristo. Para predisponer nuestra mente a acoger al Señor que, como decimos en el Credo, un día vendrá a juzgar a los vivos ya los muertos, debemos aprender a reconocerlo como presente en los acontecimientos de la vida cotidiana. Por lo tanto, el Adviento es, por así decirlo, un intenso entrenamiento que nos dirige decididamente hacia Aquel que ya vino, El que vendrá, y El que viene continuamente.




¡Felíz y Santo Adviento!




(Juan Pablo II)
(Noviembre, 27 del 2016)