Cuando trata de Oración, tengo que sonar mis propias campanas...



Una campana en un monasterio, es irónicamente consistente sobre una cosa en particular. Es siempre para hacer cambios. Es hora de detener una actividad y comenzar otra. Las secciones de un día monástico son pronunciadas por las campanas.

- ¿Qué "campanas" me llaman de manera regular en mi vida? ¿Una alarma de despertador? ¿Un bebé que llora? Los monjes y monjas, consideran la campana como la voz de Dios en sus vidas cotidianas. ¿Qué sucede si miro mis diversas "campanas" como un llamado de Dios a hacer su voluntad en cualquier momento? - ¿Utilizo alguna cosa en particular como recordatorio para orar durante el día?


(Texto) Tú y la Teología son un Verbo.




(Vídeo- Monasterio Benedictino en Chile)