El Corazón de Cristo...


¿Por qué buscar tan arduamente por un corazón que nos entienda y una voz que sabe hablar con nosotros de Dios y el alma, cuando el Corazón de Cristo está abierto a nosotros y nadie en el mundo sabe cómo amarnos y entendernos como El hace?






~Elisabeth Leseur