Hacer la voluntad de Dios hasta la muerte, ese es el corazón interior de toda santidad...


"Algunas personas piensan que si se hallarán en otro lugar, o casados con un cónyugue diferente, o tuvieran un trabajo diferente, o tuvieran más dinero; ellos podrían hacer la obra de Dios mucho mejor.

La verdad, es que no hace ninguna diferencia donde están; todo depende de si lo que están haciendo es la voluntad de Dios, y hecho por amor a Él."





(Obispo Fulton J. Sheen)

3 comentarios :

Marian dijo...

La santidad consiste en hacer la voluntad de Dios con alegría
y Amor.Cada persona tiene una misión concreta en esta vida.
Piensa que aquí puede entrar el mal, para de centrarnos...

Un abrazo muy fuerte María.!!

Marian dijo...

Descentrarnos he querido decir.

¡Unidas en la oración!

Maria dijo...

Y sí, que el mal siempre siempre está al acecho. A veces lo que parece ser voluntad de Dios no lo es...

Por eso es importante mantenernos "despiertos" "vigilantes"

¡Qué tengas un lindo día!