El Corazón de Cristo...



¿Por qué buscar tan arduamente por un corazón que nos entienda y una voz que sabe hablar con nosotros de Dios y el alma, cuando el Corazón de Cristo está abierto a nosotros y nadie en el mundo sabe cómo amarnos y entendernos como El hace?




~Elisabeth Leseur

4 comentarios :

Marian dijo...

Porque no somos conscientes, que la S. Trinidad habita en nuestra alma,
Que somos templos vivos de Dios, al Comulgar le cada día.

¡OH LOCURA DE AMOR!

Un abrazo muy fuerte.

Maria dijo...


¡Gracias Marian!Abrazo a ti también

ven dijo...

En el silencio Él nos escucha; en el silencio Él habla a nuestras almas. En el silencio se nos concede el privilegio de escuchar su voz. Gracias, un abrazo fraterno.

Maria dijo...

Sí! Y en el sielncio, Dios nos enseña e invita también a ser nosotros silencio...

Gracias!