"Adórnate, embellece tu alma, que viene tu Señor."


Preparemos nuestro alma durante este tiempo de Adviento. Hagamos un inventario de las cosas que necesitamos limpiar y ordenar para embellecer y adornar nuestro corazón; convirtiéndole en un pesebre para Dios hecho niño. Un Dios, que sin dejar de ser Dios, se manifiesta en la fragilidad de la carne en el seno de María.

Vayamos buscando la presencia escondida del Señor en nuestra vida. Vayamos y abramos los ojos del alma, sin detenernos en lo superficial y transitorio. Tomemos conciencia de nuestra necesidad de ser salvados. Tomemos conciencia de que necesitamos un salvador. Necesitamos que Jesús venga a nuestras vidas. 

Vigilantes y gozosos con María a nuestro lado, mantengamos viva la luz de la esperanza y clamemos fuerte: ¡Ven Señor Jesús, ven pronto!


(Queridos amigos: no habrá publicaciones durante este tiempo de Adviento.)

¡Les deseo un santo caminar hacia Navidad!





Adviento: Domingo 3 del 2017

Yo siempre te Amare


Puede acaso una madre 
olvidarse del hijo de sus entrañas,
pues aunque ella se olvidara 
yo no te olvidare, yo no te olvidare.

Puede acaso una madre 
dejar de amar a su hijo,
pues aunque ella te dejara 
yo siempre te amare, yo siempre te amare, 

mira en mi corazón 
llevo escrito tu nombre, 
mira en mi corazón 
llevo escrito tu nombre, tu nombre. 

Y siempre te amare, por siempre te amare...

(Jesús)



Isaias 49:15
Noviembre 29 del 2017




El Señor es mi pastor, nada me falta


El Señor es mi pastor, nada me falta.
En prados de hierba fresca me hace reposar,
me conduce junto a fuentes tranquilas
y repara mis fuerzas.
Me guía por el camino justo,
haciendo honor a su Nombre.
Aunque pase por un valle tenebroso,
ningún mal temeré,
porque Tú estás conmigo.
Tu vara y tu cayado me dan seguridad.
Me preparas un banquete
en frente de mis enemigos,
perfumas con ungüento mi cabeza
y mi copa rebosa.
Tu amor y tu bondad me acompañan
todos los días de mi vida;
y habitaré en la casa del Señor
por años sin término.


(Salmo: 23)
Noviembre del 2017

“Atráeme, y correremos"


¡Oh, Jesús!, ni siquiera es, pues, necesario decir: Al atraerme a mí, atrae también a las almas que amo. Esta simple palabra, “Atráeme”, basta.(...) Cuando un alma se ha dejado fascinar por el perfume embriagador de tus perfumes, ya no puede correr sola, todas las almas que ama se ven arrastradas tras de ella. Y eso se hace sin tensiones, sin esfuerzos, como una consecuencia natural de su propia atracción hacia ti. Como un torrente que se lanza impetuosamente hacia el océano arrastrando tras de sí todo lo que encuentra a su paso, así, Jesús mío, el alma que se hunde en el océano sin riberas de tu amor atrae tras de sí todos los tesoros que posee…




Santa Teresita del Niño Jesús.
Noviembre 27 del 2017


Cristo se ha revelado como Rey en la cruz


 "Yo soy Rey. Para esto nací, para esto vine
al mundo, para ser testigo de la Verdad".
(Juan 18, 36-37)

¡Oh Jesús! Te reconozco por Rey Universal. Todo cuanto ha sido hecho Tú lo has creado. Ejerce sobre mí todos tus derechos. Renuevo las promesas de mi bautismo, renunciado a Satanás, a sus seducciones y a sus obras; y prometo vivir como buen cristiano. Muy especialmente me comprometo a procurar, según mis medios, el triunfo de los derechos de Dios y de tu Iglesia. Divino Corazón de Jesús, te ofrezco mis pobres obras para conseguir que todos los corazones reconozcan tu sagrada realeza, y para que así se establezca en todo el mundo el Reino de tu Paz. Amen

¡Con una corona de espinas te hiciste Rey!




Solemnidad de Cristo Rey del Universo
Noviembre 26 del 2017


Solo este amor, basado en el sufrimiento


"¿Nuestra vida se vuelve cada día más dolorosa, más opresiva, más repleta de aflicciones? Bendito sea Él mil veces que así lo desea. Si la vida es más difícil, el amor también lo hace más fuerte, y solo este amor, basado en el sufrimiento, puede llevar la Cruz de mi Señor Jesucristo. Amor sin egoísmo, sin confiar en sí mismo, pero que enamora en el fondo del corazón una ardiente sed de amar y sufrir por todos los que nos rodean: una sed que ni la desgracia ni el desprecio pueden extinguir... Creo, oh Señor, pero fortalece mi fe... Corazón de Jesús, te amo, pero aumenta mi amor. Corazón de Jesús, confío en ti, pero daré más vigor a mi confianza. Corazón de Jesús, doy mi corazón a Ti, pero entonces enciérralo en Ti para que nunca se separe de Ti. Corazón de Jesús, soy todo tuyo, pero entonces cuida mi promesa para que pueda ponerla en práctica, incluso en sacrificio total de mi vida."





Beato Miguel Pro
Noviembre 23 del 2017

¡Dios mío, cuánto me Amas!


La raíz más profunda de todos los males que hay en el mundo, y en el corazón del ser humano es: no conocer el amor de Dios. 


(La Presentación de la Virgen María en el Templo)

Oh Dios, que quisiste que en este día 
fuese presentada en el templo la Santísima 
Virgen María, morada del Espíritu Santo: 
 suplicamos por su intercesión nos concedas 
merecer ser presentados en el templo de 
tu gloria. Por nuestro Señor Jesucristo. 

Amén.





Pintura:La Virgen niña en oración. Francisco de Zurbará(1658 y 1660)
Noviembre 21 del 2017



El Cielo


'En el cielo será toda una primavera de belleza,
todo un otoño de disfrute, todo un verano de amor.
No habrá invierno;
Pero aquí el invierno es necesario para el ejercicio de la abnegación
y de las mil hermosas pequeñas virtudes
que se practican en el tiempo de la esterilidad.




San Francisco de Sales
Noviembre del 2017


Mi mayor Consuelo


Cada mañana, voy a la Sagrada Comunión. El mayor y único consuelo que tengo. Aunque de ninguna manera estoy provista de lo que se necesita para acercarse dignamente a Jesús. El trato amoroso que Jesús me otorga todas las mañanas en la Sagrada Comunión, excita dentro de mí una dulzura indecible y atrae hacia sí todos los afectos débiles de mi miserable corazón. Mira, oh Señor, mira mi corazón y mi alma; ven Señor, te abro mi pecho. Envía en mi tu fuego divino. Quema, consume, ven y no esperes más. Con gran placer seria la morada de todos tus fuegos.




Santa Gemma Galgani
Noviembre 18 del 2017

¡No tengáis miedo!


LA PAZ OS DEJO, MI PAZ OS DOY; YO NO OS LA DOY COMO EL MUNDO LA DA. 
NO SE TURBE VUESTRO CORAZÓN, NI TENGA MIEDO. (JUAN 14:27)




Noviembre 16 del 2017